Actualizado en OCTUBRE de 2017                  Cuasi Optimizado I.E. 800x600 Mejor en 1024x768 pixels.


                   «Como a nadie se le puede forzar para que crea, a nadie se le puede forzar para que no crea.»

         Sigmund Freud.


    

    Las creencias son una cuestión estrictamente personal, que anidan en el interior de las personas y solo a cada cual atañe el tomar la decisión de cuales atender y cuales no. Por ello, como reza la frase, no se pueden imponer desde el exterior. Siempre se podrá adoptar una imagen de cara al exterior mientras se mantiene una postura interior que puede ser diferente.

    Siempre podremos negar a nuestro interlocutor el conocer lo que nos ocurre por dentro. Es lógico que otras personas intenten convencernos de que sus ideas son buenas para nosotros, desde una religión a ser seguidores de un determinado club de fútbol, pero siempre nosotros tendremos la última palabra y por ello no será una buena cuestión el intentar imponer por la fuerza lo que solamente debe quedar en una recomendación.

¡CSS Válido! Valid XHTML 1.1