OCTUBRE-2020


                   «El problema de las mentes cerradas es que siempre tienen la boca abierta».

         Joaquín Salvador (Quino-Mafalda).


    

    Dios nos hizo a los humanos con dos orejas y una sola boca. Podría derivarse de esto que deberíamos dedicar el doble de tiempo, al menos, a escuchar que a hablar. Por lo general somos bastante impulsivos en nuestras conversaciones y tendemos a interrumpir al que está hablando con nuestras ideas sin dejar un tiempo a la asimilación de lo que estamos escuchando y a reelaborar nuestros propios pensamientos en relación con el tema objeto de la conversación.

    No hay más que pensar en los esperpentos de las tertulias radiofónicas o televisivas en las que personas que se suponen sesudas y con conocimientos no muestran la más mínima falta de respeto a las alocuciones de los demás provocando interrupciones cuando no directamente ataques y exhabruptos que son una falta de educación y de respeto por las ideas de los demás, aunque no coincidan con las nuestras. «Serás prisionero de tus palabras y dueño de tus silencios» dice un conocido refrán que nos sería bueno aplicar con frecuencia.



SEPTIEMBRE-2020


                   «El mejor puente entre la desesperación y la esperanza es una buena noche de sueño».

         Joseph Cossman.


    

    Normalmente no damos mucha importancia al sueño, al menos hasta que dejamos de poder dormir bien. El concepto de dormir bien es muy subjetivo y depende de la edad, pero a partir de la adulted, un mínimo de siete horas de sueño sería lo recomendable. Y lo suyo es un sueño que sea reparador, profundo y que respete sus fases sin despertares que lo interrumpan. Una buena calidad de sueño es muy importante porque su falta puede afectar a nuestro desempeño diario y ser una causa oculta y por lo general no tenida en cuenta de otros trastornos, físicos o psicosomáticos.

    Una buena higiene del sueño en el momento de irse a dormir es fundamental. Hay información abundante en la red pero yo recomendaría la lectura de un libro que aporta una visión especial del sueño como una de las actividades básicas en la vida de las personas: «Por qué dormimos» de Matthew Walker. Dormir, y dormir bien, es más necesario y fundamental de lo que a primera vista pudiera parecernos y en este libro encontraremos claves que nos ayudarán a comprender mejor este apartado que ocupa generalmente un tercio de nuestras vidas..



AGOSTO-2020


                   «La imaginación es la mitad de la enfermedad; la tranquilidad es la mitad del remedio; y la paciencia es el comienzo de la cura».

         Ibn Sina.


    

    Desde la época en que fue acuñada esta frase, la medicina ha avanzado enormemente. Sin embargo, las bases siguen siendo las mismas, aunque muchas veces las olvidemos. Siempre mantendré que el mejor médico para una persona es... ella misma. Necesitará ayuda de médicos y especialistas pero sus sensaciones primarias serán fundamentales para controlar los procesos. La observación continua de los estados físicos por los que se va pasando es un arma infalible para controlar los procesos médicos.

    En todo prospecto de medicamento hay un apartado de contraindicaciones y unos procentajes de personas a las que puede afectar. Siempre pensamos que nosotros no vamos a estar incluidos en ese porcentaje, pero a veces nos equivocamos y sufrimos los efectos indeseados de un medicamento. No hay que caer en la hipocondría, pero sí estar atentos y auto observarnos, en la salud y en la enfermedad, para tener conciencia de nuestro estado. Esta parte la haremos mejor que un médico porque nosotros podemos auto vigilarnos permanentemente, cosa que un médico no puede.



JULIO-2020


                   «Solo que la verdad no es unívoca, como bien sabes. Está hecha de nuestras miradas subjetivas, de nuestros prejuicios culturales, de nuestras servidumbres ideológicas».

         Antonio Fornés y Jesús A. Vila en su libro «¿Son demócratas las abejas¿ La democracia en la época del coronavirus».


    

    No hubo comentario este mes.

   



JULIO-2020


                   «Uno puede huir de su patria, pero no por ello logrará escapar de sí mismo».

         Horacio.


    

    La palabra «patria» en esta frase puede tener varios significados y ser sustituida por muchos otros. Es lo que tiene una frase profunda como esta. Por lo general nos referimos al lugar, ciudad o país en que se ha nacido, pero por extensión a una tierra adoptiva a la que se siente ligado el ser humano por vínculos de varios tipos: jurídicos, históricos afectivos, familiares...

    Podemos huir pero seguiremos siendo los mismos. Y allá donde vayamos, aunque tratemos de ocultar ciertos aspectos de nuestra personalidad en los nuevos sitios donde recalemos, será cuestión de tiempo que los que nos rodean descubran nuestros resplandores interiores. Podremos esforzarnos en dominar y/o cambiar nuestras actitudes ante determinados hechos y situaciones, pero, a la larga, acabaremos siendo descubiertos. Cualquiera que lo haya experimentado en propias carnes lo podrá confirmar, por ejemplo, en un cambio de trabajo, sea cual sea este.



MAYO-2020


                   «En el conocimiento del pasado se halla el éxito del futuro y la felicidad del presente.»

         Eduardo Juárez Valero.


    

    Aunque nos resistimos a darlo por cierto, hemos oido muchas veces la frase de que la historia está condenada a repetirse una y otra vez. Su desconocimiento nos lleva a cometer de forma insistente los mismos errores sin aprender del pasado. El presente es una consecuencia de hechos acaecidos a lo largo de los siglos aunque es efímero y desaparece a toda velocidad para meternos en un futuro que siempre está por llegar.

    Las personas vamos acumulando situaciones a lo largo de nuestra vida que sirven de aprendizaje y palanca para tomar decisiones. Con demasiada frecuencia desoímos esa conciencia formada a lo largo de los años e insistimos una y otra vez en conductas y actitudes que son manifiestamente negativas para nuestro presente y que condicionan nuestro futuro. Repasemos sosegadamente los acontecimientos vitales de nuestra existencia para poder tener criterios fiables en nuestro devenir diario.



ABRIL-2020


                   «En lo imprevisto se reconoce a las personas.»

         Enrique Mariscal, en su libro                     «Cuentos para regalar a personas».


    

    Esto del confinamiento en nuestros domicilios por mor del coronaviros SARs-COV-2 es un imprevisto que ha llegado sin avisar y nos ha sorprendido a todos. Una sorpresa desagradable que pone patas arriba nuestro concepto de la vida y las relaciones de todo tipo: familiares, sociales, laborales, académicas...

    Hay situaciones que escapan de nuestro control. Dificultades y sufrimientos son parte de nuestras vidas y no sirve huir de ellos: hay que afrontarlos, aceptando lo que no podemos cambiar y sobre todo aprendiendo de cara al futuro lo derivado de esta situación desconocida. Nadie puede obligarnos a pensar o sentir de una determinada manera, pero deberemos decidir con cautela nuestros actos por su incidencia de los que nos rodean.



MARZO-2020


                   «Un motivo añadido para que los mayores sigan leyendo es la plausible creencia de que no somos verdaderamente viejos hasta que no empezamos a sentir que ya no tenemos nada nuevo que aprender.»

         Ignacio Morgado.


    

    Es bastante probable que la lectura a lo largo de toda la vida y especialmente en la vejez sea un buen antídoto contra el Alzehimer y las enfermedades degenerativas cerebrales. Sería algo similar al ejercició físico para el cuerpo, un ejercicio para mantener activo el cerebro.

    En las etapas finales de la vida el deterioro físico se acentúa en las personas, lo que normalmente conlleva a reducir sus salidas y por ello las interacciones con los demás que siempre suponen una fuente de enriquecimiento mental. La lectura fomenta nuestra imaginación porque queramos o no tratamos de poner imágenes a lo que estamos leyendo, amén de mantener nuestro vocabulario y nuestra capacidad de inventiva.



FEBRERO-2020


                   «Los hombres temen a los mismos dioses que han inventado.»

         Lucano.


    

    Cuando los humanos dejamos hace miles de años, pero no tantos, de ser cazadores-recolectores y el descubrimiento de la agricultura y la ganadería hizo que comenzaran los asntamientos fijos que luego devendrían en ciudades, el alimento estaba asegurado y dieron comienzo las posibilidades efectivas de comer sin tener que trabajar para buscarse el sustento. El advenimiento de los chamanes estaba servido.

    Las creencias en seres sobrenaturales empezaban a tener un terreno abonado en los humanos que ya disponían de algún tiempo para dedicarse al espíritu y no solo a tareas encaminadas a la propia subsistencia. Los chamanes empezaron a hacer de las suyas y lo que debiera ser un estricto sentimiento interior y personal empezó a convertirse en una forma de manejar las multitudes modulando las creencias y las emociones de las personas en orden a conseguir unos fines concretos no siempre legítimos.



ENERO-2020


                   «Los mejores profesores son aquellos que te dicen donde mirar, pero no te dicen lo que debes ver.»

         Alexandra K. Trenfor.


    

    La cantidad ingente de información que tenemos los humanos hoy en día a nuestra disposición ha cambiado radicalmente la forma de estudiar. Atrás han quedado los tiempos en los que la memorización de datos y fechas eran la base del aprendizaje. Hace ya 2500 años, Confucio aseveró algo parecido: «Cuando el sabio señala a la luna, el necio mira al dedo».

    Ahora se trata de saber la información que debemos buscar, cómo hay que buscarla, donde la podemos encontrar y desarrollar una mente analítica que nos permita estructurar y sintetizar los datos obtenidos para plasmarlos en documentos o presentaciones que incrementen nuestro acervo de conocimientos y nos permitan comunicarlos a los demás.